Cerrando ciclos para avanzar

¿Por qué a veces sentimos que estamos atascados y que no salimos de una determinada situación? Parece que se repite lo mismo una y otra vez, intentamos encontrar soluciones y lo único que hacemos es enredarnos más… la mente entra en un bucle de pensamientos y a veces lo único que conseguimos dándole vueltas una y otra vez a lo mismo es anclarnos a esa energía… sin darnos cuenta de que posiblemente lo que está pasando es que hemos concluido un ciclo y nos estamos aferrando a ese ciclo sin permitir que la vida fluya… pretendemos abrir un nuevo capítulo, seguir avanzando, pero vemos que hay algo que impide que todo avance, ¿por qué?

Hay algo que suele ser bastante común, a veces queremos que las personas que nos han acompañado en un ciclo continúen en el siguiente, y queremos que sigan siendo partícipes del siguiente capítulo, el tan conocido “apego”, hemos vivido tantas experiencias en el pasado capítulo con esas personas a las que amamos que queremos continuar… sin darnos cuenta de que el aprendizaje está hecho, y que hay que cerrar un capítulo para poder escribir otro.

Tenemos la oportunidad de reescribir nuestra vida cada día. Cada día es como un folio en blanco y podemos escribir lo que queremos… pero para CREAR algo nuevo tenemos que cerrar lo anterior, dar carpetazo a todo lo que nos ha mantenido anclados en el capítulo anterior… porque además se hace sumamente aburrido intentar tirar de los personajes una y otra vez para que te acompañen en el siguiente capítulo… Personas, situaciones, circunstancias, patrones… todo lo que ya se ha quedado caduco y repetitivo, todo lo que nos impide avanzar, pertenece a ese antiguo capítulo, si queremos seguir creciendo, avanzando, mejorando, y sobre todo CREANDO, tenemos que desprendernos de lo que nos frena y nos destruye…

Cómo vamos a crear algo nuevo si nos empeñamos en aferrarnos a lo viejo?… tienen que llegar nuevos personajes, nuevos retos, nuevas circunstancias… y por mucho amor que tengamos al capítulo anterior, si no nos aporta nada… si lo único que hace es ayudarnos a boicotearnos a nosotros mismos, para que aferrarnos a eso…? Y aquí no se trata de buscar “culpables”, no los hay!! punto importante también a tener en cuenta… nadie nos destruye si nosotros no le damos permiso para hacerlo… SOMOS RESPONSABLES al cien por cien de todo lo que nos sucede…

Bajamos a la Tierra para aprender, evolucionar, crecer, mejorar… y nosotros mismos antes de bajar a este hermoso planeta trazamos un plan (que se escribe por ciclos, o capítulos para que se entienda) y en cada ciclo contamos con la ayuda de las personas y situaciones necesarias para atravesar los aprendizajes o lecciones que hay pendientes en ese ciclo… una vez que esto ha concluido, una vez que hemos atravesado lo que nos habíamos marcado en ese ciclo, nuestra energía cambia, nos quitamos capas que nos acompañaban (a veces durante varias existencias), nos quitamos patrones, creencias, dudas… y subimos un escalón en la escalera, nos adentramos un poquito más en lo que somos, nos acercamos un poco más al amor incondicional que hay dentro de nosotros… y al cambiar la energía te das cuenta de que tu energía ya no vibra en la misma frecuencia que la energía de las personas que siguen ancladas a ese ciclo…

Hay personas que evolucionan al mismo tiempo, que si que te acompañan en los siguientes capítulos, pero hay otras que no… que continúan en la misma energía, y entra el choque, te das cuenta de que no entiendes porque se empeñan en complicarse la vida, en permanecer ancladas a esas creencias, patrones, estructuras… y de pronto pasa también algo muy curioso, empiezan a caer máscaras porque desde la nueva energía que hay en ti eres capaz de ver a la persona tras las máscaras que ha utilizado para desenvolverse contigo… no sucede con todo el mundo pero cuando pasa con alguien a quien has amado profundamente, alguien con quien has compartido un importante ciclo en tu vida… entonces el desgarro puede ser brutal sobre todo cuando la mente entra a intentar encontrar respuestas para comprender lo que está pasando…

De pronto sientes que no conoces en absoluto a la persona que tienes frente a ti… es como si pudieras ver tras la máscara que ha utilizado contigo… tras el personaje… que pensabas que había una luz similar a la tuya, con sus sombras por supuesto, pues todos las tenemos… pensabas que había alguien que vibraba como tu… y efectivamente había vibrado como tu mientras estabas aprendiendo en ese ciclo, cuando has aprendido lo que tenías que aprender y tu energía cambia ya no ves a la persona que veías, no es que ella haya cambiado es que tu has cambiado y esa persona ya no encaja con tu energía, por mucho amor que le tengas, no vibra igual por eso no la reconoces… no se trata de culpar lo de fuera, somos nosotros los que vamos cambiando y es maravilloso aprenderlo … no nos ofusquemos en querer que la persona siga siendo igual con nosotros… porque no es que sea o no sea igual es que nosotros hemos cambiado y ya no estamos en esa energía… si nos resistimos al cambio, el “dolor” provocado por la mente, puede hacernos caer empicado… hay momentos de absoluto pánico, es como si no comprendieses nada de lo que está ocurriendo…

Empiezas a ver que personas a las que amabas se comportan de forma extraña… te das cuenta en ocasiones como te habían manipulado (como te habías dejado manipular), como te habían engañado (como te habías dejado engañar), cuando de pronto ves que alguien a quien amas te clava un puñal tras otro en la espalda… te preguntas ¿qué está pasando? Esta persona con la que he compartido tantas cosas, a la que he amado con toda mi alma, como es posible que no confíe en mi?? Que me engañe?? Que me manipule?? … la mente te destroza… caes en ese bucle y eso te impide ver la realidad… no es que no confíe en ti, es que tu misma no has confiado en ti, no es que te engañe, es que tu misma te has estado engañando montándote una ilusión que nunca ha existido, y no es que te manipule, es que tu misma has permitido que te manipulen una y otra vez, y por supuesto no es que te apuñale… eres tu misma la que te has apuñalado una y otra vez no queriendo ver la realidad…

Os contaré algo que me ha sucedido en el ciclo anterior, por fin cerrado hace apenas unas semanas… Me empeñaba en creer que nadie me haría lo que yo no haría… me empeñaba y creía de una forma tan fuerte que personas a las que amo jamás me dañarían por que yo nunca las dañaría que tiraba y tiraba pensando que vendrían al siguiente ciclo conmigo… de pronto… estas personas se empiezan a alejar, empiezas a ver mentiras, manipulación, puñaladas… y aún así dices, no puede ser, tiene que haber un error… esta persona nunca, jamás me haría esto, lo se porque la conozco, he compartido tanto con ella, se que me ama, nunca me haría daño… y te aferras tanto a esa idea que continuas anclada a esa energía… hasta el punto siguiente…

Me levanto una mañana… y de pronto “algo” golpea fuertemente mi espalda… como si me hubiesen dado un puñetazo muy fuerte debajo de la costilla dorsal izquierda… grito y casi caigo al suelo, me tambaleo… el dolor me paraliza… no entiendo nada, no hay nadie en la habitación, solo yo… ¿Qué ha pasado? Que está pasando? Me dejo caer en la cama… el dolor es insoportable… pero se que no es real… ante la incertidumbre me enfado con todo mi equipo de invisibles, me enfado con el mundo, con la vida… y me pregunto… realmente me compensa mi propósito de vida si tengo que aguantar algo como esto?? Empiezo a tirar balones fuera… hasta que recupero la calma y entonces como siempre… acudo a mis Registros Akáshicos… necesito respuestas… que está pasando??

Ante mi incertidumbre sonríen, siempre lo hacen, con muchísimo cariño…

“Respira, focalizate en tu corazón y tranquilízate… De qué te sorprendes? Todo es energía, cuando tu misma te resistes al cambio y te aferras a lo que ya no aporta nada, tu misma a nivel subconsciente estás creando energía que te destruye… Has trabajado en las últimas semanas desde varios puntos de vista el mismo tema… has comprendido, has perdonado, pero sigues sin soltar… tu mente te ha jugado muy malas pasadas e intentando aferrarte a ese ciclo lo único que ha sucedido es que la energía de ese ciclo se estaba acumulando hasta que tenía que saltar para que pudieras avanzar. Aunque ahora no puedas verlo es un regalo del universo. Cuantas veces a nivel mental o emocional has sentido esa puñalada en la espalda en los últimos meses? Has escrito, has quemado, y te sigues empeñando en aferrarte a algo que ya pertenece al pasado, a otro ciclo… por eso a nivel físico ha sido la última repercusión, tu misma energía al respecto ha sido la que te ha golpeado fuertemente para que te dieras cuenta de que es momento de avanzar, es momento de CREAR…”

Pensaba que podría cambiar la energía de una circunstancia, de una relación…, pensaba que amando y perdonando todo se podía trasmutar…

“Puedes trasmutar tu parte, y eso ayudará a que no quede nada pendiente con la otra parte, pero la otra parte tiene su libre albebrío, su camino, su decisión… Todo es perfecto, cada uno hacéis vuestro futuro a cada paso que dais, pero recordar que hay un plan trazado y cuando os alinéais con lo que sois, con lo que habéis bajado a hacer a la tierra, y además pedís que se os ayude en dicho propósito, se irán dando las circunstancias precisas para que podáis avanzar sin estancaros… Y es maravilloso, míralo desde una perspectiva más alta… míralo desde lo que eres y focalizate en el amor que hay en ti… no permitas que la mente te encadene… por fin te has liberado de expectativas, ahora también hay que dejar atrás esas cadenas… no sirven… te angustiaban, te hacían daño… te autodestruyes cuando no avanzas desde el corazón y lo sabes… no te aferres, continúa!!”

Cuando todo parece desconcertante y ni siquiera quieres escuchar a tu corazón ni a tus in visibles, ni a la vida ni a nadie… cuando el personaje sale y lo peor de uno de mismo se hace con las riendas… cuando te aferras en pensar que todo está en contra… y quieres tirar la toalla… entonces el universo sabe jugar muy bien sus cartas…  recibes un wasap dándote las gracias por como le ha cambiado la vida conocerte, o un email donde el amor de un lector y sus palabras te emocionan… o simplemente una estampa por la ventana cambia por completo tu mundo, desaparece la mente, se esfuma y nuevamente tu corazón se hace con el poder… entonces sonríes… el dolor de la espalda se va esfumando… y te das cuenta una vez más de la magia que todo lo envuelve…

Se quien SOY, y cuando en este fabuloso video juego que es la vida, en algún momento lo olvido, el universo se las sabe todas para ayudarme a volver a mi corazón, para darme cuenta de lo hermoso que es SER y ESTAR aquí, experimentando, creciendo, evolucionando… todo depende siempre del color del cristal con el que miremos hacia afuera, el cristal lo ponemos nosotros… Hoy soy capaz de ver que ese surrealista episodio ha sido maravilloso para comprender, amar… y lo más importante… SOLTAR.

He empezado a preparar un nuevo capítulo… siento la fuerza, la sonrisa y el amor en mí… no necesito nada más para continuar… en todos los ámbitos ha vuelto el equilibrio… GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… está vida es una auténtica aventura en la que no dejo de aprender…

Un fuerte abrazo bellas almas!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cerrando ciclos para avanzar

  1. sara campillo dijo:

    Vaya!!…se nota tu dolor…pero el camino es amplio…tú puedes y tienes mucha gente, o mejor dicho, muchas lucecitas de energía que te apoyamos… Te envío un fuerte abrazo de Luz…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s