2020, distancias compartidas

Despedimos el 2020 con una inmensa sonrisa y una sensación de gratitud que va más allá de las palabras… y en esta despedida, nos encantaría hacer un recorrido por todo lo vivido este año donde lo más destacado han sido las “distancias” pero sin duda, unas distancias compartidas, y desde el compartir todo se vuelve mucho más sencillo. 

Los dos primeros meses trascurrieron sin grandes novedades, pero con muchas ganas y una inmensa alegría por seguir compartiendo y creciendo en la escuela. Estuvimos por primera vez impartiendo Registros Akáshicos en Rentería (Donosti), seguimos disfrutando de los talleres en Pamplona, Valencia y La Azohía… y justo antes de los talleres previstos en Alcalá de Henares llegó la pandemia y nos vimos confinados sin entender nada de lo que estaba ocurriendo… Apareció el caos, la incertidumbre… incluso en algunos momentos el miedo… las últimas semanas de marzo las vivimos intentando entender lo que estaba sucediendo, todo se paró, todo quedó suspendido en el aire, como si entre todos estuviéramos aguantando la respiración y aferrándonos muy fuerte a la esperanza… 

Cuando todo se empezó a asentar en los meses de encierro, llegó el momento de reinventarse, seguir moviéndonos con la vida, no detenernos, seguir viviendo… y así lo hicimos, soltamos el aire, y empezamos a dar talleres online, tocó aprender a hacerlo así, y fue caótico al principio a la par que divertido… 

Nos agarramos también muy fuerte a la escuela, a su luz, a su filosofía, a su fuerza…. Esa que hacemos entre todos los compañeros que formamos parte de este maravilloso “equipo”, de este inmenso Trozo de Cielo… llegaron las pirámides de los domingos, crear y compartir cada experiencia, hacer los montajes de los vídeos, disfrutar de cada conexión y agarrarnos fuerte, muy muy fuerte entre todos para remar juntos, para seguir creciendo y creyendo en la VIDA, en la luz y en todo lo que cada experiencia nos va aportando. 

Y en toda esa reinvención fuimos también hacia adentro, conectando con la creatividad que aparece en medio del sinsentido… nació el taller de conexión a cielo y tierra,  empezaron las sesiones de péndulo universal y se gestó la segunda edición del Oráculo de Registros Akáshicos, escribimos el libro “Tu Trozo de Cielo en la Tierra” y se dio vida a la maravillosa página web del oráculo… proyectos que habían estado parados mucho tiempo se desempolvaron y salieron brillantes, llenos de luz, llenos de magia… 

Seguimos sin entender desde la lógica como ha ido trascurriendo el año, pero desde el sentir nos hemos dado cuenta que cualquier experiencia puede sumar si te permites conectar a la luz que hay en ti y abordarla desde ahí… sin miedo, sin dudas, sin desconfianza… confiando en la VIDA y en todo lo que va aconteciendo…. 

Ha sido un año crucial… por eso hoy queremos brindar por el 2020 que dejamos atrás, porque ha sido sin duda un año muy peculiar, ha habido momentos muy duros. Hemos presenciado como el COVID afectaba muy fuerte a seres queridos, hemos entrado en pánico y hemos contenido el aire muchas veces…. Ha habido largas noches donde no hemos podido dormir, donde hemos llorado y pedido al cielo que no nos dejarán de la mano, que nos ayudarán a continuar, ha habido días de absoluto desgarro, dolor y tristeza… y a pesar de todo, en ningún momento hemos dejado de confiar en la VIDA y quizá esa confianza ciega nos ha hecho más fuertes, o ya lo éramos y no lo sabíamos… 

Ha habido tantos tintes de color en este año, tantas experiencias, tantos sentires, tantos opuestos y extremos que nos han permitido SENTIR la VIDA desde lo profundo, desde las entrañas… todo lo que se ha dado nos ha hecho AMAR aún más la vida si cabe, la Tierra, lo que somos… y sentir una profunda empatía por cada una de las personas que en este año se han visto golpeados por el covid, a ellos o a sus seres queridos, que han tenido perdidas y que no han podido despedirse, ni abrazarse, ni besarse, pero que no han dejado de sentir, desde la distancia… Esa distancia compartida es lo que ha hecho posible que no nos hundamos, que sigamos aquí, y que nos quitemos el sombrero ante este año que se va… no ha sido ni bueno ni malo, ha estado lleno de vida de todos los colores y eso a veces, aunque desde la mente no podamos verlo, es un auténtico regalo, y todo lo que podemos decir desde nuestra experiencia es GRACIAS, por que seguimos aquí, compartiendo, disfrutando, riendo y llorando juntos, no importa si estamos lejos porque estamos juntos, estamos vivos, ESTAMOS Y SOMOS ¿qué mas podemos pedir a la vida??

Cuanto mas te aferras a la luz más claro parece el horizonte, eso nos ha proporcionado también una perspectiva más amplía de todo el panorama. Hemos dejado de ceder nuestro poder, y es que en muchas ocasiones lo cedemos sin darnos cuenta…. Esto es uno de los regalos del 2020, hemos visto cosas que antes no veíamos porque no éramos conscientes de hasta que punto puedes llegar a ceder tu poder cuando no ves más allá de lo que te están mostrando o de lo que se dejan mostrar. El poder está dentro de cada uno, todos podemos necesitar ayuda en un momento dado, y siempre habrá una mano amiga tendida para cogerte fuerte y no dejarte caer, y si caes, estará ahí para ayudarte a levantarte… esa mano puede ser visible o in visible, pero cuando es de “verdad”, NUNCA, nunca te pedirá nada a cambio… porque lo que nace desde dentro, desde la luz que hay en ti, no necesita recompensas, reconocimiento ni menciones, lo que nace de dentro ES sin más… sale sin más… y lo que subyace detrás es simplemente GRACIAS.

GRACIAS a todos los que cada día hacéis de esta aventura un viaje único, a todos los compañeros de la escuela, a nuestras familias, a nuestros amigos, visibles e in visibles… y sobre estos últimos, no quiero despedirme sin decirles que este año se han hecho, si cabe,  más grandes e imprescindibles para nosotras, se han lucido en PACIENCIA… y alguno que otro se ha llevado algún toque de atención (señor Víctor, cuantas risas, entre chistera y matasuegras, cuanta vida hay también al otro lado…) brindo por vosotros mis queridos amigos, que bonitos sois y que fácil es cuando nos ayudáis a verlo todo desde el filtro de vuestros ojos, esos que miran desde dentro, desde el corazón, esos ojos del alma… sois increíblemente mágicos.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS 2020 Y BIENVENIDO 2021

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s