Un Trozo de mi Cielo en la Tierra

¿Os ha pasado alguna vez que de pronto os paráis a observar donde estáis y no termináis de ser conscientes del todo ni de cómo habéis llegado hasta ahí? 

Así me encuentro hoy, inmersa en esta parada tan necesaria para mi en estos momentos en los que lo primero que me nace decir es GRACIAS, al universo, a la vida, a mis in visibles, a mi SER, a los Guardianes de los Registros Akáshicos, a todos y cada uno de los seres visibles e in visibles que me acompañan en esta aventura tan eStraña a la vez que mágica…

Llevaba días queriendo escribir y compartir, queriendo sentarme a respirar desde la conexión consciente entre mi cielo y mi tierra, en mi corazón, donde yace mi SER y donde es tan fácil sentir a mi equipo de in visibles.

Los siento conmigo, me sonríen con ternura y a vez con esa `picardía´ propia del que sabe de lo que estamos hablando sin mencionarlo explícitamente, producto de esta complicidad cada día más fuerte, me pellizcan el corazón y me arrancan la mayor de las sonrisas, esa que nace de lo más profundo cuando estas en ti y no hay nada tan importante como este momento. 

Si, hemos llegado hasta aquí, siempre que nos proponemos algo solo necesitamos la confianza y la certeza de estar haciendo lo que realmente nos llena de felicidad, sin expectativas, sin metas, sin objetivos… aunque a la vez en cierto modo con todo eso también, tan parte de nuestra humanidad y de las circunstancias que van rodeando el caminar diario. 

Hace a penas un par de semanas que se publicó el libro “Tu Trozo de Cielo en la Tierra”, un proyecto que llevábamos más de cuatro años desarrollando sin haber sido, en muchas ocasiones, conscientes de que estábamos trabajando en ello.

Es curioso, ¿verdad? Empiezas a escribir hace cuatro años, escribes durante unos meses, y parece que todo se detiene hasta el confinamiento de 2020 que retomas todo ese material, y de pronto mientras lo estás organizando te das cuenta de que nunca dejó de escribirse, de que en estos cuatro años todo lo que ha ido aconteciendo ha quedado escrito y era necesario para completar el libro. Cada situación, cada taller, cada compartir, cada relación… todo lo vivido en estos años desde que surgió la idea ha sido necesario para poder concluirlo… y me siento profundamente afortunada y agradecida porque mientras no eres consciente tiendes a juzgarte y aunque te digan que todo es cuando tiene que ser a veces no puedes evitar sentirte responsable de buscar el tiempo para hacer lo que deseas hacer… ¿no es genial lo mágico que rodea todo esto? 

Siento que se ríen, ahora conmigo, “el libro nunca dejo de escribirse y ahora que te paras a sentirlo te das cuenta porque no es tu mente la que habla, es tu corazón y nosotros… cuando tu mente te enredaba en esos pensamientos de <no tener tiempo, no ponerme con el libro> etc… nosotros siempre te dijimos: respira, tranquila, todo tiene su momento, confía… y entonces te calmabas, pero en tu cabeza de vez en cuando aparecía el runrún… y ahora lo sientes desde lo profundo, efectivamente, el libro nunca dejo de escribirse. 

Se dieron todas las circunstancias necesarias para poder dar respuesta a todas las preguntas. Fue el caldo de cultivo perfecto para completar cada capítulo, para dar forma a lo que en tu corazón sentías, para poder, además, explicarlo desde cada perspectiva, desde cada situación o asunto, desde cada relación… Nos alegra tu compartir reflexionando al respecto pues en cada parada hay un tesoro que te acerca un poco más a quien realmente eres”

Me quedo sintiendo y es hermoso lo que siento. Desaparece el espacio y el tiempo y todo se llena de esa calma, esa armonía y ese cariño por ser y estar aquí y ahora. 

Mi cabeza entra por un instante y se va a las últimas semanas… ha habido de todo, como parte de esta aventura en el planeta, pero enseguida mi corazón llama mi atención y enfoco el presente, es un regalo… es un auténtico regalo trabajar con vosotros, sentiros y ver cada día un poco más la magia que todo lo envuelve, abrazar mi humanidad y sentirme en fusión con vosotros, con mi cielo con mi tierra, con todo lo que soy… 

Quería dedicar esta entrada al blog para mostraros un trozo de mi cielo en la tierra y compartir con vosotros algo que me parece sumamente valioso en este momento: a veces la mente nos llena de ruido y pueda parecer que no estamos haciendo algo de lo que nos hemos propuesto, sin darnos cuenta de que la vida guarda sus propios planes y el universo su propia magia. Si seguimos confiando, si nos permitimos ver las señales o sincronías, si damos paso a nuestro corazón como puente entre cielo y tierra, solo nos queda rendirnos a la fluidez del camino porque todo ES o no ES cuando tiene que ser o no ser, como parte de esa magia que todo lo envuelve. 

Os invito a conocer el libro “Tu Trozo de Cielo en la Tierra”, con este proyecto he aprendido parte de lo que soy, de lo que somos en este hermoso planeta. Queda mucho camino por delante, pero en este punto siento que un ciclo se cierra y otro se abre. No puedo dar respuestas desde la mente a este sentir, pero en lo más profundo de mi siento que se van soltando nudos que mantenía porque creía que eran necesarios, y lo han sido como parte del desarrollo de este proyecto… ahora es momento de dejar atrás ese miedo que a veces aparece cuando tienes que soltar un nudo que llevaba mucho tiempo contigo, ese nudo ha dejado marcas que cuando pasas suavemente los dedos por encima incluso duelen un poco… “respira, no pasa nada, lo que queda es parte de lo que hubo, nada desaparece del todo porque ha sido parte del caminar y de tu propio experimentar en ese plano, solo cambia el estado, como parte del crecimiento… respira y siéntete… ¿esa paz? Si, es parte de ti, de tu comprensión en estos momentos, del dejar ir, del no luchar, sencillamente fluir… vivir… transitar desde lo que eres, si, de eso se trata”

Respiro y siento su abrazo sincero, su fusión con mi corazón… GRACIAS por todo amigos. Seguimos con la ilusión del nuevo ciclo, nuevos proyectos, nuevos retos, nuevas aventuras… “no temas, no tienes nada que temer, no dejes que tu mente te haga creer lo contrario, adelante!! Confía y no te preocupes, disfruta de este instante, respíralo, respírate, estamos siempre contigo”

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s