Un tierno viaje al pasado

Hace unos días una persona muy especial para mi me regaló un cuadro que había pintado especialmente para regalármelo… y en el momento en el que lo ví algo dentro de mi se conmovió… como si nos conociéramos… sentí una profunda ternura en los colores, en las formas, en la energía del cuadro…

Llevaba días queriendo conectar con los Registros Akáshicos del cuadro… y hoy lo he hecho, sin esperar nada como siempre, ha sido una lectura preciosa que me ha llevado a un hermoso viaje, a un reencuentro… y una vez más… a la magia de la VIDA… comparto en este espacio el regalo que me han enviado a través de este cuadro mis queridos in visibles, a los que adoro… más allá del espacio y el tiempo… GRACIAS siempre bellos amigos.

Al abrir los registros del cuadro, lo primero que veo es que cobra vida toda la imagen, veo el agua ligeramente movida, las olas rompen en la orilla, siento una brisa que acaricia mi cara, y en el horizonte donde se ven las montañas un grupo de delfines salta y disfruta del momento… en el cielo el sol se está poniendo y todo está lleno de colores hermosos formados por la luz mezclada con las nubes y el aire… es una sensación de paz donde la belleza se hace presente a través de un cuadro que ya no es un cuadro sino un lugar en el que estoy… me veo paseando por la playa y el agua cristalina acaricia mis pies… respiro profundo y me dejo simplemente sentir el lugar…. es muy conocido para mi… me siento como en casa, sin prisa, sin pensamientos, solo mi corazón y mi sentir….

Siento una voz que sale de las profundidades del mar: “mi querida amiga…” es una voz cálida a la vez que muy rotunda… es el mar quien habla, lo siento en mi, siento su energía… el cuadro habla, pero no es el cuadro en si, es el mar a través del cuadro… me quedo sorprendida, y siento de fondo que todos se ríen con infinito cariño… El mar continua:

“… este reencuentro es más que un reencuentro, estoy en ti como tu estás en mi… y a través de este cuadro lleno de vida podrás revivirme siempre que lo desees pues desde el principio sentiste que había algo más que los colores, algo más que las formas… algo más que el paisaje… me sentiste a mi, aunque el ruido mental no te dejo percibirme de forma muy consciente, pero sentiste que nos conocíamos porque mi energía está aquí… el sonido de las olas, el frescor del agua en los pies, el olor a sal, la visión del horizonte lleno de vida, el respirar profundo del sol y las nubes, esa brisa, ese sentir hermoso que te transporta a esos momentos en los que manteníamos largas charlas… lo recuerdas bella amiga? Solías venir cuando el sol ya empezaba a bajar, pero aún quedaban horas terrestres de luz… a veces paseabas por mi orilla mientras me dejabas acompañarte y llenar tus silencios de esas conversaciones que solo tu y yo compartíamos… otras veces te sentabas frente a mi y llorabas mientras me permitías abrazarte cálidamente… llorabas como si el mundo fuese a terminase porque no entendías nada de lo que ocurría a tu alrededor, tu corazón luchaba por comprender y tu cabeza te enredaba en múltiples laberintos haciéndote caer… pero frente a mi no podía enredar demasiado, lo recuerdas?? en voz bajita, a tu oído te susurraba: “todo pasará, tranquila, no estás sola, siénteme, siéntenos, estamos siempre contigo!”

Entonces respirabas y me sonreías… creías que inventabas todo lo que sentías o escuchabas… pero tu corazón se aferraba fuerte a ese sentir y era lo que te impulsaba a continuar desde tu sentir… sin importar lo que los demás opinaban o juzgaban, firme y segura avanzabas hacia tu felicidad… y cuando sentías que tus fuerzas flaqueaban entonces volvías a venir a verme y esos ratos juntos los atesoras en tu corazón como momentos mágicos que con el paso del tiempo descubriste que eran más reales que la vida misma…

Estoy contigo siempre, y a través de este cuadro he querido llegar hasta ti para recordarte siempre que puedes contar conmigo. Verme en esta imagen te recordará tu luz, tu origen, tu coraje y la fuerza que hay dentro de ti y que conecta directamente con la fuerza de mis entrañas… mi querida amiga…”

No puedo dejar de llorar mientras lo escucho, mientras me pierdo en esos momentos, en esas conversaciones, en esos abrazos, en esos paseos frescos y llenos de ternura donde sentía que efectivamente no estaba sola… varios seres se encargaban de “sostener mi dolor” en aquellos momentos en los que solo anhelaba marcharme de la tierra… ellos con sumo cariño me ayudaron a conectar con mi corazón y abrazarme muy fuerte a la vida para encontrar mi camino… Agradecida profundamente a todos los que de forma in visible a los ojos físicos me acompañan siempre, recordándome quien soy y abrazándome muy fuerte… Siento su abrazo, su luz y su inmenso cariño, y solo puedo decir GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS…💖

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s