Desde mi quietud…

Respiro profundamente. Acallo mi mente y entonces sucede… un silencio, un latido lejano que cada vez se hace más cercano, y estoy aquí, mi espacio sin espacio, mi tiempo sin tiempo, mi plenitud, mi quietud, mi calma… y desde aquí respiro ese silencio que me llena por dentro, que recorre cada célula de mi cuerpo y lo llena de paz, de armonía,  de sonrisas y felicidad sincera…

En los últimos días todo ha ido muy rápido… faltan horas en el día para poder parar y respirar… y es tan necesario hacerlo para poder encontrarnos y sentirnos, para poder escucharnos y escuchar lo que la vida tiene que decirnos… “Para y respira, escucha, siente…”

Nuestra humanidad nos lleva muchas veces a perdernos en laberintos intrincados de pensamientos que no van a ninguna parte… mil ideas en la cabeza, mil proyectos, mil ganas pero tanto ruido que parece imposible discernir entre lo que viene realmente desde dentro y lo que es de fuera…  parece como buscar una aguja en un pajar… sin embargo, cuando paramos y respiramos, es como si una ráfaga de aire entrase en ese pajar y se llevase toda la paja… ahora, desde aquí puedo ver la aguja y sonrío por lo fácil que es y lo complicado que desde esta humanidad lo hacemos todo.

Me siento a compartir porque escribir me ayuda y cuando llevo mucho tiempo sin hacerlo se acumula la paja y no veo con claridad… por eso estoy aquí, tras un respiro muy profundo que empezó ayer… y que hoy quiero contaros para que desde mi quietud podáis quizá por un momento ver la magia de la vida… esa que está en todas partes y que nos perdemos porque no respiramos, porque no nos sentimos, porque sencillamente dejamos que todo se llene de paja y no discernimos…

Cuando desperté por la mañana tenía un mensaje con un cartel sobre el Concierto de Aranjuez y el poder curativo de la belleza musical… al abrirlo y leerlo una persona a la que apenas conozco pero a la que tengo cariño vino a mi cabeza y sin pensarlo le reenvié ese mensaje con el siguiente comentario: “Lo he visto y no sé por qué me he acordado de ti”… en apenas unos segundos su respuesta fue: “Es una de mis obras favoritas. Que bonito que te hayas acordado de mí. Muchas gracias”…. Este suceso me dibujó una sonrisa… la magia de la VIDA, así lo sentí… las sincronías, la conexión con TODO…

Sin apenas planearlo decidimos ir a visitar a un viejo amigo, nuestro querido “Pi del Salt”, majestuoso árbol centenario que siempre nos acoge con los brazos abiertos, que nos llena de alegría, de paz, de calma, de mimos… es maravilloso estar con él, porque da igual el tiempo que pase sin vernos físicamente; siempre, siempre, siempre es como si fuera parte de nosotras y nosotras parte de él… nos abraza muy fuerte y nos hace recordar cosas importantes de la VIDA que con el ruido del día a día olvidamos… es de un valor incalculable para mi contar con su ayuda, su cariño y su fuerza, cuando en el camino nuestra humanidad nos pesa, él viene a recordarnos que es solo parte de esta experiencia y que es nuestra mente la que nos enreda en infinidad de pensamientos que no tienen razón de ser… Quiero compartir con vosotros ese mágico momento en el que hablando con mi sabio amigo comprendí tantas cosas…

Cuando llego a su presencia siempre abro sus Registros Akáshicos como un mágico ritual que sin ser necesario pues lo siento enseguida, me llena hacerlo, porque pongo la intención y es un saludo sincero de respeto absoluto a lo que tanto amo…

Conecto y la primera sensación es de plenitud, calma, felicidad, tranquilidad… siento una inmensa sonrisa y como si de forma inmediata mi corazón conectase con su corazón, escuchó los latidos de su corazón en mi corazón… siento fortaleza, amplitud, y como si todos mis sentidos se expandiesen… Todo se amplifica, todos los sonidos de la montaña entran en mí: el sonido del viento entre las ramas de los árboles, la brisa más cercada entre los arbustos, el canto de los pájaros, voces en la lejanía… y lo más acentuado es, entre todos esos sonidos, el latido de mi corazón y el suyo… se acompasan y me trasmite tantas cosas sin hablar, tanta magia y tan bonito… que desaparece el espacio y el tiempo… y entonces lo escucho:

  • “Bienvenidas, mis queridas y amadas amigas, siempre estáis en mí, como yo siempre estoy en vosotras aunque tardéis tiempo en venir por aquí. Sabéis que podéis conectar conmigo en cualquier momento, en cualquier lugar… Me gusta sentiros, sentir vuestras caricias en mi tronco, vuestro respirar en mi respirar… siempre es un regalo cuando estáis aquí conmigo…”- Mientras lo escucho siento mucha emoción en el corazón y en su corazón, y siento que sus palabras son profundas y sinceras…
  • “Pregunta mi niña” – dice y sonríe… (cuando escucho “mi niña” me recuerda a alguien especial que habla como él) y entonces le digo:
  • Me gustaría saber qué mensaje puedes trasmitirme en estos momentos que necesite saber y que me pueda ayudar
  • “Solo estar aquí ya te ayuda y lo sabes. El desconectar tu cabeza de ese ruido que en el día a día te impide conectar con tu corazón, sentir quien eres, escucharte desde el silencio, desde la conexión con TODO… conmigo, con el resto de árboles del entorno, con las flores, con los pájaros, con las piedras… Escúchate desde ahí, desde ese latir universal que hay en todo lo que te rodea… Mírate, pequeña, solo tienes que escucharte, dentro de ti albergas toda la sabiduría que necesitas para seguir adelante, en este momentos y en todos, tu corazón te guía, tu corazón te habla, tu corazón te ama…”
  • Pero a mí me gustaría saber de tu sabiduría viejo amigo… – Y mientras hablo escucho un perro ladrar, y el sonido de varios insectos volando a mi alrededor…- ¿qué tengo que escuchar ahí… que tengo que entender en estos sonidos…?
  • “Aparta la palabra entender y conecta directamente con esos sonidos desde tu corazón… El entorno te habla… simplemente están fluyen con la VIDA, pueden reclamar a través del sonido o simplemente pueden expresar porque quieren cantarle a la vida… Me preguntas sobre mi sabiduría querida Susana… mi sabiduría es tu sabiduría… todo está en ti al igual que en mi… solo que yo, simplemente soy y estoy… no pienso, solo siento… Fíjate, si percibes mi inclinación te darás cuenta de que estoy volcado hacia la zona desde la que sale el sol, y todas mis ramas y mis hojas miran hacia ese horizonte… Pruébalo… mira siempre hacia donde sale el sol, mira siempre donde puedas percibir la luz, sigue la luz, respira la luz, respira la energía que esa luz te da, y desde ese mirar profundo observa y escucha a la vez que sientes, pues aunque te lo hemos dicho en muchas ocasiones, la VIDA está para sentirla no para pensarla… Estás en un punto del camino pleno, calmado y seguro desde lo que tu pensar te dice, sin embargo también desde tu sentir lo percibes así… te sientes conectada aunque a veces sabes y eres consciente de que en el día a día tu mente te enreda, es parte de tu humanidad y es perfecto. Respira, respira cuando te encuentres así, respira profundamente, ve a tu corazón y desde ahí sabes que puedes conectar conmigo y con nosotros y escuchar el silencio, pues ese silencio está lleno de mágicos significados… respira, y siente , siente, siente…
  • Gracias amigo… me encanta escucharte y sentirte… ¿Qué recomendaciones o consejos me puedes dar al respecto de todas las ideas que hay en mi?
  • Siento que se ríe antes de contestar y su risa me contagia, me reconforta, me llena… “Fluye, fluye con la vida, con los acontecimientos, sin presiones, sin estrés, sin estructuras… Todo se irá dando… A veces te presionas demasiado y esa misma presión genera resistencias para que todo se vaya dando. Poco a poco, ten espacios para respirar y escucharte, en los momentos en los que puedes respirar y sentir eres capaz de todo, de sentarte y dar forma, de discernir, de ver desde dentro… Solo tienes que centrarte, respirar y fluir, y disfrutar de tu humanidad, de esa experiencia mágica. Recuerdas?? Disfrutar de todo cuanto te rodea, como aquí en la montaña, mira, observa, date cuenta como cada arbusto te sonríe, cada flor se abre y te muestra su belleza, cada canto que escuchas es hermoso, incluso cuando miras a las abejas posarse en las margaritas sientes la belleza de la vida y el fluir… Si los humanos hubierais recordado lo fácil que es desde esa esencia que hay en todo… en la naturaleza es fácil verlo, los elementos simplemente son y están fluyendo… Mi pequeña, pon tu mente al servicio de tu corazón, sabes hacerlo… y permítete disfrutar la VIDA…”
  • Pues ya que estamos amigo, me gustaría que me hablases un poco de que es disfrutar y divertirse…
  • “Es conectar con lo que estás haciendo desde el corazón, sintiendo que eso que haces te llena y tu corazón se expande, y desaparece el espacio y el tiempo… Además, enlaza directamente con los conceptos de plenitud, alegría, felicidad… con todos esos conceptos que precisas des-conceptualizar para sentirlos y no pensarlos. Divertirse es SER tú misma sin miedo y poder conectar desde tu corazón con TODO, experimentando en esa conexión la esencia de TODO: la magia que la vida trasmite… cuando lo sientes estas realmente viviendo intensamente, y desaparece el espacio y el tiempo… Te divierte por ejemplo estar desayunando tranquilamente mirando por la ventana… es divertido porque estás contigo, estáis con vosotras, estáis calmadamente disfrutando ese momento… Lo que pasa es que tendéis a relacionar divertirse con escape, es como que creéis que para divertirse es preciso buscar fuera de vosotras algo que hacer que esté relacionado con el disfrute como por ejemplo actividades de ocio: ir al cine, ver un espectáculo, salir a cenar…”  
  • Entiendo lo que quieres decir…
  • “Para divertirse no es preciso buscar fuera, tu puedes divertirte con cada cosa que haces y a veces lo has experimentado, porque puedes estar escribiendo y sonríes, puedes estar dando un curso y sonríes, puedes estar haciendo una lectura y sonríes, porque te divierte lo que haces, porque conectas y lo haces desde el sentir. Incluso cuando hay momentos tristes y de dolor los sientes y los liberas a través de tu corazón y de ti, y aunque no sean momentos divertidos, son momentos que te permiten ver más allá para poder después experimentar el divertimento en lo que es la otra cara de la moneda… comprendes pequeña?? Todo es parte de la vida, de lo que se trata es de encontrar dentro de tu corazón aquello que te permita sonreír de manera natural…”
  • Y reír a carcajadas?
  • “Es uno de los grados del divertirse. Puedes estar divirtiéndote simplemente escuchando el silencio. En tu cuerpo físico hay diferentes formas de experimentar esa diversión, a veces es simplemente estar en silencio y escucharte, otras veces es hacer algo que te permite conectar con tu corazón para crear y expresar, otras veces es saltar, reír, bailar sin motivo aparente… simplemente porque estás conectando con lo que eres, y disfrutar y divertirse está en tu esencia”
  • Y hay algo que esté bloqueando en estos momentos que me divierta en alguna de las áreas de mi vida? Siento su risa mientras formulo la pregunta…
  • “Lo que pasa es que a veces creéis que no se puede fusionar divertirse con responsabilidad y trabajo, pero sabes que es convalidable… puedes divertirte mientras haces lo que amas, pero es preciso también que te diviertas fuera de tu trabajo. Sabemos que te divierte lo que haces, pero tu parte humana necesita otras formas de experimentar la diversión. Pudiendo ver más allá de todos esos proyectos, cuando tu te diviertes haciendo otras cosas, luego es más fácil ver más claramente esas ideas, porque permites a tu cabeza respirar, a tu mente parar, y entonces es más fácil desde la conexión de dentro que todo se ponga en su sitio y lo puedas ver… comprendes??
  • Creo que si… – vienen a mi cabeza imágenes de vacaciones
  • “Así es… por eso cuando estás de vacaciones luego vuelves y es una energía renovada, porque has tenido tiempo para ti, para tu humanidad. A veces te aíslas mucho de tu parte humana… Es perfecto que conectes con nosotros, tu trabajo te encanta, lo amas, pero a veces estas tan metida ahí, que olvidas tu humanidad. Es necesario respirar la vida – siento que vuelve a reír a carcajadas.
  • Como dices tantas veces a través de nosotros, respirar la VIDA, escúchalo, respirar la vida también es parar y simplemente estar como aquí y ahora, disfrutar del vuelo de un mariposa, del canto de los pájaros, permitir que tu corazón suba a tus ojos y brillen con ese brillo tan sincero…

Ahora están todos, los siento conmigo, acariciando mi sensibilidad, mi alma, mi corazón desnudo de todo

  • Sabéis que os amo?
  • Lo sabemos pequeña, lo sentimos siempre. Siempre estamos muy orgullosos de ti, de acompañarte en esta aventura, en este viaje, y a veces lanzamos señales muy sutiles que te hacen sonreír… como esta mañana….cuando al recibir ese cartel sobre el concierto de Aranjuez, rápidamente ha aparecido B.G. y le has reenviado ese cartel…

(Mi corazón palpita agitado porque siento que esto es importante)

  • “De eso se trata, cuando algo llega a ti y sin pensarlo actúas, porque algo te mueve a hacerlo. Lo ocurrido esta mañana es una pequeña señal para que te des cuenta de que tu impulsividad, es parte de tu naturalidad y parte de tu esencia… Ahí abajo tendéis a pensarlo todo mucho (nuevamente risas), porque os han dicho siempre: piensa antes de actuar… y ahora nosotros te recomendamos: Borra esa creencia, siente antes de actuar, pero actúa, si algo te mueve hazlo, porque esa espontaneidad es lo que te permitirá en todo momento SER TU, sin filtros…

Entra mi mente, aquí está…

  • Pero necesitamos la mente, necesitamos pensar… (sé que es mi personaje el que habla desde ese no entender tan ilusorio…)

Ellos continúan con su infinita paciencia… y un cariño que en todo momento me acaricia el alma…

  • “La mente al servicio de tu corazón, siempre, no a la inversa. Actuando desde dentro no tienes nada que temer, desde la luz que hay en ti, desde lo que crea, desde lo que innova, desde lo que te hace sonreír… Confía y fluye pequeña, y recuerda que estamos siempre contigo, que te amamos y que nos encanta trabajar a tu lado”

Me quedo en ese estado de quietud y pregunto si hay algún otro mensaje…

  • Siente, escucha desde dentro y siente preciosa, siente…

Y desde este sentir, desde mi quietud, siento una profunda gratitud, difícil de explicar, pero se que ellos también lo sienten, porque son parte de mi como yo lo soy de ellos… GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… un abrazo inmenso lleno de quietud, calma y gratitud.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s